ARCHIVO – “The emansipieshan week”: el fin de la esclavitud

octubre 21, 2020 1:51 pm

Por: Efraín Dawkins Sanmiguel

La semana de la emancipación surge a partir de la necesidad del pueblo raizal de conmemorar un evento histórico de alta importancia para el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina. La festividad culmina cada primero de agosto no solamente en las islas colombianas, sino también en otros lugares donde Gran Bretaña tuvo colonias e influencias políticas.

La inauguración de la semana conmemorativa se realizó el domingo 22 de julio en la Primera Iglesia Bautista de San Andrés y contó con la presencia de 400 personas de la comunidad raizal. La programación incluye actividades que resaltan la gastronomía, los bailes, las tradiciones, entre otros aspectos de la cultura africana que permanecen intactos en las islas.

“The emansipieshan week”, como se escribe en la lengua nativa creole, conmemora la primera liberación de esclavos en la isla de Providencia en el año 1834. Un reverendo llamado Philip Beckman fue enviado desde Jamaica por su madre quien, a través de una carta, explicaba que todos los esclavos pertenecientes a su familia en esa isla debían ser emancipados. Dicha acción fue producto de un decreto emitido por la reina Victoria, en el que se exigía la liberación de todas las personas esclavizadas en las colonias de Gran Bretaña. Luego de cuatro años en Providencia, el reverendo se trasladó a la isla de San Andrés para continuar con su labor.

 


“La semana de la emancipación aparte de representar la liberación de nuestros antepasados, también simboliza la unificación y creación de la sociedad raizal”, dijo Keisha Howard, una de las organizadoras de la festividad.


 

Se le conoce como “raizales” a las personas nativas del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, y aunque para estos tiempos representen la minoría poblacional dentro del territorio, es la única etnia descendiente de ingleses que lograron consolidarse como sociedad en nuestro país.

Antes de la liberación, el archipiélago se encontraba dividido entre terratenientes europeos y esclavos africanos. Por tal razón, raíces indígenas, africanas y europeas, hacen parte de la estructura cultural que hoy día conforma esta región.Con la historia se logra comprender los orígenes de apellidos europeos que representan a las familias étnicas más antiguas de las islas. En el caso de los providencianos, sus rasgos físicos (morenos altos con ojos verdes o marrones), son producto de aquellas épocas coloniales en que algunos amos irlandeses, ingleses, escoceses, entre otras nacionalidades del antiguo continente, mantenían relaciones clandestinas con esclavas que terminaban embarazadas.

La semana de la emancipación comenzó a celebrarse de forma continúa hace 18 años, luego de que un grupo de líderes raizales decidieran exaltar, a través de una festividad, la solidificación de la etnia.  Hoy, justo 184 años después de la primera visita del emancipador Philip Beckman, las islas continúan celebrando su libertad. Desde los más jóvenes hasta los más veteranos se reúnen cada año en diversos escenarios culturales del archipiélago, con el fin de mantener vigente la tradición en las nuevas generaciones.

“Queremos que cada año la juventud ocupe un lugar más central dentro de esta tradición. Hay actividades que involucran solamente a jóvenes y en ellas se les permite conocer juegos que practicaban nuestros antepasados”, dijo la raizal Howard. “El gobierno tanto local como nacional, tienen el deber de apoyar a los pueblos étnicos e indígenas en la preservación de su cultura”, agregó, alegando que, por temas de politiquería y corrupción, esta festividad raizal corre peligro cada año debido a demoras en la entrega de recursos para su realización.  La falta de escenarios apropiados que impiden desarrollar de forma correcta algunas actividades es otro factor que pone en riesgo la celebración. Sin embargo, se ha percibido un aumento en el compromiso por parte de algunas entidades que cada año se suman para dar a conocer en el marco nacional todo lo relacionado con la cultura del archipiélago.

 


“En el pasado exigíamos ser libres de Europa, y hoy día simplemente pedimos mayor compromiso por parte del estado colombiano”, dijo el miembro de un grupo de líderes raizales que luchan por la autonomía de la región.


 

La semana cultural terminará con un concierto denominado “Freedom concert” que se realizará el 1 de agosto en el estadio de béisbol de San Andrés. Para este año, se espera que con la realización de “The emancipation week”, más nativos se motiven a preservar y trabajar por su identidad raizal.

 

(Noticia publicada el 25 de julio, de 2018 en El Espectador)


WWW.NACIONAFRO.ORG

¡Nuestra versión de los hechos!


copyright© nacionafro.org