ARCHIVO – Cultura nativa y sostenibilidad ambiental

octubre 4, 2020 12:23 am

Por: Efraín Dawkins Sanmiguel - 📸 Jesús Rubio

San Andrés no quiere depender solamente del mar para sustentar su propuesta turística. La meta para los siguientes años es aprovechar la cultura de las islas y potenciar la riqueza nativa que acompaña al destino desde su fundación. Así lo reafirmó Yadira Olivo, secretaría de Turismo, quien junto a una delegación de su dependencia promocionan el lugar en la edición número 38 de la Feria Turística de Anato, que inició en Corferias desde este miércoles.

Casas nativas de madera pintadas de color azul, blanco y amarillo, de esas que aún existen en el territorio insular, fueron clave al momento de organizar el diseño alusivo a la vida afrocaribeña. “El diseño del estand está enfocado en la preservación de las representaciones raizales. Es una exaltación a la arquitectura isleña, gastronomía y danzas típicas. Hay que cambiar mentalidades sobre el turismo que estamos recibiendo porque le aporta muy poco al medioambiente”, dijo la funcionaria.

Por su parte, Jota Villareal, artista autodidacta, fue invitado especial y realizó una pintura que expone la importancia de proteger las raíces. Sobre el lienzo aparece la bandera de San Andrés, con sus colores azul y blanco; una vivienda de madera de las que aún se conservan en el territorio, sumado a las manos de quienes, se supone, deben salvaguardar aquel gran tesoro llamado cultura.

“Para mi hay algo importante en la vida y es la coherencia. Una buena forma de serlo es a través del buen ejemplo. En este diseño podemos ver las manos de un niño y un adulto, llevando ese mensaje de conservación”, manifestó Villareal.

La vulnerabilidad étnica es una realidad que quieren acabar con esta nueva forma de vender turismo. Ya no es suficiente contar con un mar de siete colores apetecido por los visitantes. La región, que también incluye a las islas de Providencia y Santa Catalina, decidió apuntarle al fortalecimiento del servicio al cliente, gastronomía y de las prácticas deterioradas que aún pueden rescatarse, sin dejar de lado la conservación de las riquezas naturales.

El año pasado no estuvieron

Aunque el archipiélago siempre contó con un espacio en Anato, el año anterior no fue posible asistir. Al parecer, la Administración Departamental de entonces no consideró relevante presentarse, menos con la crisis política que azotaba a las islas. “Esta es la feria más importante que tiene el país, es casi una obligación asistir, más porque somos un destino que depende del turismo”, agregó Olivo.
Sin embargo, consideran que esta versión es la oportunidad para posicionarse y mostrar novedades. Por ejemplo, la temática lleva por nombre ‘My Beautiful San Andrés’, en honor a una canción que, por ordenanza de la Asamblea, se convirtió en el himno oficial del departamento. También, a través de pequeñas figuras de nativos raizales se recrea la forma de vida del territorio ancestral.
Juan Herrera, gobernador (e), le manifestó a El Espectador que el mayor interés no está en abrirle la puerta a miles de visitantes por año, pues quieren ofrecer y recibir calidad, ese es el propósito. “Primero hay que recuperar lo tradicional y que esa arquitectura se renueve, porque necesitamos entender que vivir en las islas es relacionarse con un sistema muy sensible”, agregó, refiriéndose a los ecosistemas estratégicos que les otorgaron el título como Reserva de Biosfera Seaflower.

 

(Artículo publicado en febrero 27, de 2019 en El Espectador)


WWW.NACIONAFRO.ORG

¡Nuestra versión de los hechos!


copyright© nacionafro.org