ARCHIVO – Dj Felo y el sonido isleño en los espectáculos de Karol G

octubre 4, 2020 12:29 am

Por: Efraín Dawikins Sanmiguel

Nils Felipe Manuel Ochoa, de 29 años, y conocido en el escenario artístico como DJ Felo, tuvo su génesis en el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, el lugar que lo vio nacer y descubrir su afinidad por los sonidos, gracias a la influencia de ritmos que se exportaban de Jamaica. Aunque es profesional en Comercio Exterior y Administración de Empresas, asegura que la falta de oportunidades laborales lo llevó a desempeñarse como DJ de tiempo completo.

En la búsqueda por hacerse un lugar y ganar respeto en su área, trabajó con los artistas isleños Jiggy Drama, Hety & Zambo, Buxxi y Rayo y Toby, a quienes les manejó el sonido en sus presentaciones. “Prestaba mis servicios a la mayoría de los artistas locales cuando necesitaban apoyo para sus espectáculos”. A esta lista de intérpretes raizales se suman los fallecidos Gnito & DJ Buñuelo, exintegrantes de Los Desordenados, una agrupación urbana recordada por los sanandresanos.

En el 2006, tocó la puerta de discotecas y bares reconocidos del departamento.

El público lo recibió bien, tanto que, meses más tarde, su recorrido avanzó por otras ciudades del país. Medellín era una buena plaza, por eso no lo pensó para radicarse en la capital antioqueña, allí comenzó a tocar en eventos y, sin darse cuenta, llegaron las ofertas. Se convirtió en el DJ oficial del puertorriqueño Dálmata y posteriormente del paisa Feid, a quien J Balvin apadrinó en su carrera artística.

 


¿Cómo lograste trabajar con Karol G?

Su equipo me contactó a través de personas que trabajaron conmigo en discotecas. Gracias a la recomendación de artistas como Dálmata, mi profesión y capacidades brindaron confianza. Esta experiencia ha representado cosas positivas en mi trayectoria como DJ, he conocido varios países y figuras del ámbito musical; colegas con más recorrido en el medio con quienes he intercambiado pensamientos y experiencias.

A su vez, me encontré con una vida artística a la que toca darle manejo con disciplina y constancia. Lo difícil es que uno se pierde momentos y fechas especiales, pero desde el inicio supe que así serían las cosas. Me atrevo a decir que mi mayor éxito ha sido trabajar con ella desde el inicio de su carrera. Me tocó ver sus pasos de evolución y la manera en que se convirtió en una persona exitosa, un crecimiento que también me sirvió mucho.


¿Por qué vivir en Miami, si todo marchaba bien en Colombia?

Por los sueños. Además, acá está la oficina principal y disquera que firmó a la artista con quien trabajo. En Miami realizamos los ensayos y las prácticas antes de las giras de Karol G. En gran parte, vi la oportunidad de seguir creciendo en el medio musical y aprender de este mundo que cada día propone algo nuevo.


¿Naciste en territorio raizal, ¿esto influye para escoger los ritmos?

Claro que sí. Nacer bajo la influencia caribeña permite relacionarse con los ritmos reggae, dancehall, calypso, soca y zouk, que hasta la fecha se mantienen vigentes en San Andrés. Son una base que se utiliza para crear fusiones y nuevos géneros.


¿Cuál es la mayor dificultad que se cruzó a largo de tu carrera?

Sin duda, vivir en las principales ciudades del país, porque no fue fácil la aceptación por cuestiones de regionalismo. Al llegar de otro lugar, era complicado trabajar en establecimientos nocturnos, por lo que el gremio de los DJ es muy cerrado y me veían con ojos de competencia. Se cuestionaban cómo una persona nueva podía cambiar la cultura musical a la que estaban acostumbrados. Aparte de eso, pasar momentos difíciles por no tener hospedaje, transporte y alimentación. Puse en duda la lucha por mis sueños, pero las cosas cambiaron.


¿Cómo adaptarse a los cambios que propone el escenario musical a nivel mundial?

En cuestión de dos décadas la música se ha transformado. Recuerdo que, hasta cierta edad de mi niñez, estaban posicionados los mismos géneros (salsa, merengue, rock, pop y reggae), pero de un momento a otro surgieron nuevas propuestas como el reggaetón, moonbah, R&B y trap. Por ejemplo, el reggaetón no tuvo aceptación en sus comienzos por las letras explícitas. Sin embargo, ha trascendido tanto a nivel mundial, que, en otros países ajenos a la cultura, lengua y costumbres latinas, lo acogieron como suyo.


¿Qué motiva a DJ Felo en los malos momentos?

Mis padres, fundamentalmente. Quiero brindarles todo lo que se merecen y que se sientan orgullosos de mi por llegar tan lejos. Y aunque suene feo, de vez en cuando motiva callar bocas, sobre todo cuando no creían en mí. Pero lo más importante son las ganas por seguir logrando y cosechando más éxitos.

 

 (Noticia publicada el 20 de febrero, de 2019 en El Espectador)


WWW.NACIONAFRO.ORG

¡Nuestra versión de los hechos!


copyright© nacionafro.org